Cómo plantar césped natural

Tener césped natural en casa es una estupenda opción para acompañar a las plantas de tu jardín y hacerlas lucir más bonitas, incluso es un buen primer paso para darle color a tu hogar. Aquí encontrarás respuestas a tus dudas de cómo plantar césped natural y mucho más.

Antes de empezar a plantar el césped natural, es necesario que conozcas la época correcta para sembrarlo, cómo preparar el terreno e incluso las necesidades que posteriormente tu césped tendrá. Así pues, te explicaremos también los pasos detallados para plantar el césped y sobre que variedad de césped elegir.

¿Cuándo plantar el césped?

Cómo plantar césped

Lo primero que debes conocer antes de aprender a cómo plantar cesped, es cuándo plantar el césped y el tiempo estimado de crecimiento. La respuesta a esto es que la época indicada para plantar varía en función de las condiciones climatológicas de la zona donde resides.

De manera general y viviendo en España, el mejor momento para sembrar el césped es durante primavera o a inicios de otoño. ¿Por qué? Porque en esta época ya el suelo ha pasado por las condiciones extremas de calor y frío en verano e invierno.

Al sembrar a inicios de otoño, el césped crece más rápido y en un transcurso de 2 semanas. Sucede así porque la tierra todavía está caliente después del verano. En cambio, sembrando en primavera tardará unas 3 a 4 semanas en cubrir la superficie.

Ahora te vamos a comentar sobre las épocas de siembra según otras zonas y climatologías:

  • Para climas continentales: siembra desde mediados de marzo a fines de mayo. Si ya ha llegado otoño, puedes plantar desde mediados de agosto a finales de octubre.
  • Climas oceánicos: cuando el clima es suave y húmedo, debes plantar en primavera u otoño.
  • Regiones mediterráneas y meridionales: la siembra de primavera se hace a inicios de marzo y se puede extender hasta mayo. Durante el otoño, es adecuado sembrarlo desde primeros de septiembre hasta mediados de noviembre.

Con respecto a las especies de césped de clima cálido como las dactylon, paspalum vaginatum o cynodon, deben sembrarse empezando primavera o verano. Esto es así porque necesitan germinar en temperaturas nocturnas superiores a 13ºC y diurnas superiores a 18ºC.

En el caso de las de clima templado como las gramíneas cespitosas, es necesario que se siembren en otoño para que puedan germinar con temperaturas frescas y más húmedas.

¿Cómo se prepara la tierra para sembrar césped?

Otra de las cosas que debes saber antes de leer sobre cómo plantar césped es la preparación del terreno. Es necesario trabajar en su estructura para que no se apelmace y haya buen drenaje.

1. Analiza el terreno

Si quieres aprender a cómo plantar cesped, lo primero que debes hacer es analizar el terreno y mira si necesita de drenaje, si tiene un buen pH o necesita de tierra vegetal para alcanzar los centímetros necesarios para plantar. Igualmente debes eliminar las malas hierbas. Una vez hayas hecho esto, continúa con el paso siguiente.

2. Prepara la tierra para el césped

Empieza con el labrado del terreno para remover la tierra. Con esto lograrás que se abra la superficie de la tierra y pase el aire y humedad, también aprovecha para sacar las piedras, raíces u otros elementos gruesos incrustados en el terreno.

La forma de hacerlo es usando una azada o motoazada para remover la tierra a unos 15 o 30 centímetros de profundidad. Es mejor hacer esto con el terreno seco aunque algunos prefieren mojarlo para hacerlo más sencillo.

Posteriormente realiza el arado del terreno con un rastrillo o usando maquinaria especial para dejar la tierra lisa y sin restos pequeños.

3. Falsa siembra

Este es un paso opcional que puedes hacer con el objetivo de regar el terreno como si hubieras sembrado algo para que las semillas de las malas hierbas terminen de germinar. Después de esto puedes repetir el labrado.

4. Crea un drenaje

Este drenaje es lo que va a evitar que se creen charcos en el césped y termine pudriéndose por el exceso de agua. Habiendo aclarado esto, hay varias opciones que puedes seguir:

  • Instala una red de drenaje con tuberías o canaletas.
  • Allana la superficie para que no haya alguna concavidad que cause encharcamientos.
  • Haz un desnivel con una pendiente suave para que el agua discurra hacia un drenaje natural que escojas.
  • Elimina algunos centímetros de tierra y sustituye por arena para un drenaje óptimo. Ten en cuenta el tipo de terreno que es, si el terreno es arcilloso, mezcla la tierra con arena, y si esto no funciona tendrás que instalar la red de drenaje.

5. Sistema de riego

Otro de los pasos opcionales es instalar un sistema de riego para que no tengas que usar mangueras o hacer el riego de manera manual; para esto se instalan tubos y el sistema por aspersión.

Este método puede resultar más costoso en el momento pero es mejor a largo plazo.

6. Añade sustrato o tierra vegetal

La manera de enriquecer los terrenos que son muy arenosos o con pocos nutrientes es agregando sustrato orgánico para que también haya mayor retención de agua. No obstante, si es muy arcilloso es mejor que agregues arena.

La tierra vegetal debe ser de 7 a 10 cm de espesor para que el césped crezca fuerte y con brillo. Esta capa de tierra o el abono orgánico le aportarán nutrientes y actividad microbiana.

7. Nivela el terreno

Lo último que debes hacer para tratar el terreno antes de sembrar es nivelarlo con un rastrillo de manera que quede uniforme. Posteriormente puedes pasarle un rodillo de jardín.

Con respecto a añadir fertilizantes, depende de tu tipo de suelo y el césped que vayas a sembrar. Debes informarte con la persona donde vayas a adquirir el abono, aunque usualmente se recomienda hacerlo una vez que el césped haya crecido.

Cómo plantar césped en 3 pasos

Cómo plantar césped
  1. Lo primero que debes hacer para aprender a cómo plantar cesped es echar las semillas en el terreno rastrillado y uniforme con la mano. Primero colócalas por los bordes y luego en el resto del terreno con pases cruzados para lograr repartirlas mejor. Lo recomendable es que uses más de 40 gramos de semillas por metro cuadrado porque no todas van a germinar a causa de insectos o aves.
  2. Usa un rastrillo metálico, colócalo al revés y rastrilla con suavidad para que las semillas se entierren un poco pero sin moverlas de sitio.
  3. Riega varias veces al día unos pocos minutos para mantener las semillas húmedas, no es necesario que el terreno se moje por completo porque lo importante por ahora está en la superficie. Estos riegos serán a las 7 am, 1 de la tarde y 6 de la tarde.
  4. El primer corte a tu césped deberá hacerse cuando alcance los 10 cm de altura y únicamente cortando el tercio recomendado.
  5. En los cortes posteriores debes mantener una altura de 5 cm, aunque también dependerá del tipo de césped que tienes y el terreno en cuestión. Si está a la sombra, preferiblemente debe tener más de 5 cm.

Con respecto al riego que te mencionamos en el Paso 3, el tiempo depende de la época del año. Inicia probando con 10 minutos de riego y luego fíjate si debes aumentar o reducir el tiempo.

Lo ideal es que no se creen charcos porque es probable que luego tengas que colocar las semillas de nuevo. A medida que vaya creciendo el césped tendrás que disminuir la frecuencia de riego al día y hacerlo 2 veces cuando ya tengas tu manto verde cubriendo el terreno.

Como última recomendación sobre cómo plantar césped: luego de que lo hayas cortado por primera vez pasarás a regarlo 1 vez al día y únicamente por la noche o última hora de la tarde.

Dudas sobre sembrar césped natural

¿Sembrar césped o grama?

En términos generales el césped y la grama son similares, una vegetación verde que cubre el terreno. No obstante, hay ciertos detalles que los diferencian y es lo que va a determinar cuál de los dos sembrar.

La textura de la grama es más dura y abundante que el césped, por ello es la mejor opción si el terreno es pisoteado comúnmente.

La grama y el césped tienen un bonito color verde pero cambia en algunas estaciones del año. Durante invierno la grama detiene su crecimiento y se vuelve amarilla o seca, lo que puede verse feo pero también te ahorra el mantenimiento. Cuando suba la temperatura, regresará su color verde cuando retomes el riego.

Puedes sembrar el césped en verano, otoño y primavera, mientras que la grama necesita ser sembrada en primavera.
El césped crece con raíces superficiales mientras que la grama tiene tallos horizontales.
La grama cubre con mayor velocidad el terreno y se produce mediante esquejes.
El césped requiere de menos aireados o escarificados que la grama.

¿Cómo plantar césped en tierra dura?

Lo ideal es preparar la tierra lo mejor posible para dejarla más suelta. Para ello, necesitas labrar el terreno rompiendo la dureza hasta unos 30 cm de profundidad o más si te es posible.

Después de hacer esto ya puedes sembrar el césped pero una manera de evitar que se endurezca de nuevo es agregando arena o materia orgánica, incluso tierra vegetal. Mezcla todo con la tierra para que las partículas que se apelmazan se llenen de huecos para que circule el aire.

¿Cómo sembrar césped en verano?

Solo hay algunos tipos de semillas que podrás sembrar con las altas temperaturas de verano y con cuidados especiales.

Necesitas semillas de buena calidad y que crezcan en verano.
Prepara el terreno incluso con más cuidado de lo que harías en otoño o primavera. Necesitas oxigenar la tierra, colocar un drenaje y sistema de riego.

Planta las semillas y riega constantemente para que el terreno siempre esté húmedo a los 2 o 3 cm de profundidad. Si el jardín está muy expuesto al sol o hay mucho calor, necesitas regar incluso con más frecuencia.

Reduce el riego cuando crezca el césped pero siempre manteniendo la tierra húmeda.
Si se prevé que habrá días muy húmedos, es mejor que no siembres en verano. El choque entre el calor extremo y esta humedad será dañino para el césped, lo mismo si usas muchas semillas porque restará la circulación del aire.
Ciertamente, hay personas que toman el camino más corto, y este mismo, se refiere a comprar mantos de césped natural y colocarlo en sus tierras como alfombras para que se adhieran en su terreno. A pesar de ser un paso relativamente corto, también es una opción viable.

Con esta información tienes las respuestas relacionadas a cómo sembrar césped natural correctamente para obtener grandes resultados. ¡Sigue nuestros consejos y disfruta de tu césped!

Deja un comentario